Políticos y doctrina Vela Julio Hernández López

Astillero
 Teatro en Michoacán
 Pacto de facto
 Opciones de Ebrard
 Políticos y doctrina Vela
Julio Hernández López
Foto
EN SAN LÁZARO. Reunión de integrantes de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados y consejeros electoralesFoto Carlos Ramos Mamahua
E
l gobernador formal de Michoacán, Fausto Vallejo (que no el de facto, Alfredo Castillo, quien ejerce como deponente comisionado federal) ha anunciado con extraordinario gusto que Enrique Peña Nieto hará hoy una gira por algunos lugares de esa entidad. Viene con las manos llenas y a hacerle justicia a Michoacán (...) El apoyo que necesitamos desde hace 10 años hoy lo empieza a ver Michoacán(http://bit.ly/1dnBKen ).
Según los adelantos informativos, el Desexpropiador Petrolero se hará acompañar de buena parte de su gabinete (sobre todo de los funcionarios relacionados con la seguridad pública), detallará acciones relacionadas con la Cruzada contra el Hambre y tratará de demostrar que en aquella entidad sometida a experimentaciones se aplicará una política de pacificación que a la par de maniobras policiacas y militares incluirá una visión integral de rescate social (Programa por Michoacán, juntos lo vamos a lograr, es el título oficial a desarrollar). Por lo pronto, las supuestas buenas nuevas no serán develadas en las zonas de conflicto, donde continúa la peculiar guerra entre civiles, autodefensas contra templarios, a la que el gobierno federal pretende asistir como árbitro o testigo de calidad, aunque de manera inocultable promueve y tolera a los grupos de autodefensa.
Ayer mismo, por ejemplo, el gobernador de facto, Castillo, dijo que la detención de líderes de losCaballeros templarios no condiciona a los civiles levantados en armas a que las depongan. El comisionado Paulette se permitió incluso giros de suspenso casi teatral en un acto conmemorativo del bicentenario de la muerte de Mariano Matamoros, en Morelia, al explicar a los oyentes contra quién se pelea en aquellos lugares: “Un enemigo que adoptará muchas formas, muchas caras, un enemigo criminal que intenta sembrar la confusión y la discordia. Esa es la condición de los conflictos actuales, la incertidumbre…” (Con tales argumentaciones, ¿terminará rodándose en tierras tarascas alguna versión de las historias de Batman?)
El histrionismo político (el médico Juan Manuel Mireles ha dicho a Paula Chouza, de El País, que nadie se va a desarmar en Michoacán, y que todo es teatro http://bit.ly/Lt7g3R ) ha sido retomado por los liderazgos de los tres principales partidos nacionales, que a falta de continuidad del Pacto por México exploran la posibilidad de practicar una suerte propia del doctor Simi, es decir, un Pacto de facto. El perredismo, que debería ser el más reacio, se ampara bajo la tesis de que no puede mantenerse distante o ausente de venideras resoluciones legislativas.
En otro tema, Marcelo Ebrard ha decidido recorrer con determinación el que puede ser el último tramo de su paso por el Partido de la Revolución Democrática. Priísta de origen (fue todopoderoso secretario general del comité del tricolor en el DF y diputado federal), ha corrido la misma suerte embrollada de su mentor y amigo, Manuel Camacho Solís (cuyo túrbido papel en el proceso político que desembocó en la eliminación física de Luis Donaldo Colosio será puesto nuevamente bajo la lupa histórica al cumplirse el mes próximo 20 años de la tragedia de Lomas Taurinas).
Luego de renunciar al partido hasta entonces hegemónico, el brillante egresado del Colegio de México fue diputado federal por el Verde Ecologista, aunque sin afiliarse a éste ni mostrar vinculación real. Más delante, él y Camacho fundaron el Partido del Centro Democrático y fueron, respectivamente, candidatos a la jefatura del gobierno capitalino y a la presidencia de la República. Camacho consiguió oficialmente 0.55 por ciento de los votos, pero Ebrard declinó a tiempo para apoyar a Andrés Manuel López Obrador, en una jugada con más peso simbólico que cuantitativo, pues el PCD refrendó en la ciudad de México su condición escuálida, con apenas 0.77 por ciento de sufragios (AMLO terminó ganando la jefatura de gobierno con una diferencia de 4.9 por ciento, apoyado por PRD, PT, Convergencia, PCD, PSN y PAS, sobre Santiago Creel, apoyado por PAN y el Verde Ecologista).
Ebrard dijo en aquel 2000 que apoyaba a AMLO sin que ello implicara un intercambio de posiciones políticas, pero con la condición de que se estableciera una constitución para la capital del país (http://bit.ly/1fH3Khn ). La constitución aún no se logra, aunque los acuerdos EPN-Mancera avanzan en ese sentido, pero Ebrard sí consiguió intercambios múltiples, pues fue secretario de seguridad pública y, luego de que fue destituido por Vicente Fox a causa de los incidentes violentos de Tláhuac, llegó a la secretaría de desarrollo social. Los intercambios políticos alcanzaron para que Ebrard fuera candidato lopezobradorista a la jefatura de gobierno en 2006 y para que Miguel Ángel Mancera fuera candidato de AMLO y el propio Ebrard al mando capitalino en 2012 a consecuencia de otra declinación, la de Marcelo a ser candidato presidencial, arguyendo unas encuestas de opinión cuyos detalles quedaron en el ámbito privado.
Ahora, Ebrard está en busca de una plataforma que le permita cumplir su objetivo expreso de ser candidato presidencial en 2018. En el PRD, los Chuchos le han ido cerrando las puertas y el propio Marcelo ha agudizado su discurso crítico contra la línea política que domina las estructuras del sol azteca. En dado caso, el ex jefe del gobierno capitalino competirá por el liderazgo perredista y, si es oficialmente derrotado por el candidato oficial, Carlos Navarrete, o por una fórmula de unidad con Cuauh­témoc Cárdenas a la cabeza, quedará en condiciones de pasar a otros foros, tal vez el de Morena (aunque allí la tercera candidatura presidencial de AMLO se sigue construyendo) o el del Movimiento Ciudadano, de Dante Delgado, como opción para negociaciones en 2017.
Y, mientras una amplísima selección mexicana de malos políticos valora la posibilidad de aplicarse la Doctrina Vela, enunciada ayer por el futbolista que ha reconocido no estarmentalmente al 100 por ciento, ¡hasta mañana, con los consejeros del IFE pidiendo a diputados federales que la transición a Instituto Nacional Electoral no ponga en riesgo los comicios de 2015!
Twitter: @julioastillero
Facebook: Julio Hernández

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿ Petróleo descubierto por italianos ? ¡ Ni madres !