AMLO exige indagar a fondo el destino del dinero incautado al gobierno de Veracruz

De ganar la Presidencia, Miguel Torruco Márquez será el titular de Turismo, anuncia
 
Cada año 700 mil mexicanos se integran a la economía informal, emigran o delinquen, señala
Foto
Andrés Manuel López Obrador en el foro Nueva economía, realizado en Veracruz, con la presencia de investigadores y empresariosFoto Carlos Ramos Mamahua
 
Luz María Rivera
Corresponsal
Periódico La Jornada
Martes 31 de enero de 2012, p. 12
Boca del Río, Ver., 30 de enero. En México, cada año 700 mil mexicanos se integran a la economía informal, emigran en busca de trabajo o incurren en conductas antisociales por la falta de empleo, afirmó Andrés Manuel López Obrador en el foro Nueva economía, realizado en un hotel de esta ciudad, con la presencia de investigadores universitarios y empresarios.
A su llegada al puerto jarocho, el precandidato presidencial de las izquierdas concedió una entrevista, en la que llamó a investigar el origen y destino de los 25 millones que la Procuraduría General de la República (PGR) incautó a la administración estatal, porque es una irregularidad que el gobierno veracruzano quiera pagar con efectivo un servicio o una construcción de obra.
En el foro, el precandidato presidencial del Movimiento Progresista (PRD, PT y Movimiento Ciudadano) dio a conocer que de triunfar en los comicios del primero de julio próximo, Miguel Torruco Márquez sería el titular de la Secretaría de Turismo. Consideró que tiene amplia experiencia en el sector: baste decir que actualmente es el presidente de la Confederación Nacional Turística.
Refirió que en los pasados 20 años, un millón de veracruzanos han abandonado el estado para buscar empleo, lo que habla, subrayó, de la grave situación por la que atraviesa el país. Por ello, dijo, consideramos indispensable lograr un crecimiento de cuando menos 6 por ciento anual, para generar un millón 200 mil empleos por año.
Adelantó que las principales fuentes de financiamiento para impulsar actividades productivas serán: un plan de austeridad que reduzca el gasto superfluo del gobierno y termine con los privilegios de los altos funcionarios públicos; el combate a fondo de la corrupción política, y terminar con los privilegios fiscales para hacer valer el criterio constitucional de que los impuestos deben cobrarse de manera progresiva.
Mencionó que, de triunfar, el nuevo gobierno dispondrá de 800 mil millones de pesos para rescatar al campo del abandono y apoyar a los productores con créditos y precios de garantía, para alcanzar la soberanía alimentaria.
Puntualizó que sólo se captarían 800 mil millones de pesos si se logra abatir la corrupción en México, lo que se puede lograr cuando hay autoridad moral para emprender esta acción. La honestidad, enfatizó, es la mayor grandeza de las naciones.
Agregó que hay que combatir la corrupción no sólo como una cuestión de índole moral, sino porque daña la economía nacional. Reiteró que su propuesta de gobierno plantea tres propuestas para salir de la crisis: honestidad, justicia y amor. Nos ha ido mal como país porque reina la corrupción..., indicó.
En el foro Nueva economía participaron como ponentes Juan José Paullada, Leticia Moreno, Adolfo Belmont, Rolando Cordera, Ricardo Solís y Fernando Turner. Este último dijo que los anteriores gobiernos en México sólo han sabido crear nuevos impuestos, pero no generar riqueza y empleo.
Reducción al costo de combustibles
López Obrador, en su mensaje semanal, manifestó que a sus adversarios no les gusta su propuesta de bajar el precio de las gasolinas, el diesel, el gas y la luz, entre otras razones porque va en contra del negocio que significa la compra de los combustibles fuera de México.
Algunos de sus voceros han llegado a decir que es un absurdo lo que propongo, porque resulta más barato comprar la gasolina en el extranjero que producirla en el país, (cuando) desde luego (eso) no tiene pies ni cabeza, no es posible, indicó.
Defendió que darle valor a la materia prima siempre es más rentable. “Son asuntos primarios, nada más es cosa de tener en cuenta que en Estados Unidos hay 144 refinerías; en Japón –que no tiene petróleo crudo–, casi 50, y nosotros tenemos seis, y desde hace 30 años no se construye una nueva. Todo porque les resulta mejor el negocio de la compra de la gasolina en el extranjero”, reiteró.
Indicó que esto abarca 51 por ciento del combustible que se consume en México, lo que representa un gasto de alrededor de 26 mil millones de dólares. Tan sólo el flete de 50 mil barriles diarios nos cuesta a razón de tres pesos por litro, es decir, 80 mil millones de pesos al año, recursos que alcanzan, dijo, para construir una refinería grande.
Por eso no hay ninguna justificación en no hacer las refinerías en el país. Construir las cinco (que propone) significa crear empleos y ahorrarnos mucho dinero; quitar muchos subsidios, que no van al consumidor, sino a los encargados de la compra de la gasolina. Quiénes son, es un secreto, porque es uno de los grandes negocios que se hacen arriba, subrayó.
López Obradors se comprometió, en caso de ganar, a transparentar todo eso. Se van a terminar estos negocios (que) no se pueden seguir haciendo a costa de la economía del pueblo de México, manifestó.
Añadió: sí sabemos lo que se tiene qué hacer, y sí va a haber recursos para que logremos el propósito de reducir el precio de estos energéticos, en apoyo a consumidores y en apoyo a la pequeña y a la mediana empresas.
Con información de Alma E. Muñoz

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿ Petróleo descubierto por italianos ? ¡ Ni madres !

El PRI denuncia a AMLO por presuntos nexos con ¡ el PRI !